Regalo para el niño

Regalo para un niño

El sábado que fue el día del niño, gracias a los amigos de Trovajazz que colocaron en su muro de Facebook un fragmento del poema Regalo para el niño del salvadoreño Oswaldo Escobar Velado, vinieron a mi mente gratos recuerdos, ya que este poema lo conocí porque mi recordado amigo Carlitos Herrera Q.E.P.D. tuvo a bien regalarme hace muchísimos años un cassette de Yolocamba Ita, un grupo de protesta también salvadoreño que lo incluía hecho canción y además era mi favorita. A pesar que el cassette todavía lo tengo guardado, por ser muy especial, por lo práctico inmediatamente la busqué en YouTube y me he deleitado escuchándola como diez veces seguidas. Después seguí engolosinando escuchando el gran poema de Roque Dalton, Canción de Amor, también hecho canción por Yolocamba Ita, en fin que gocé recordando estos himnos, porque para mí lo son y entrañables épocas pasadas que compartí con mis amigos de la U.

Lo triste del caso es que después de tantísimos años, la situación de los niños a los que va dedicado este poema tanto en El Salvador como en Guatemala sigue exactamente igual, a pesar que terminó la guerra y se firmó la paz en ambos países y se inició una era democrática, no ha habido cambios sustanciales, la gran mayoría sigue jodida y unos pocos siguen estando bien, aparte que ahora además tenemos maras y narcos que han puesto peor el panorama. Lo que si sucedió en el El Salvador es que el ahora Presidente Mauricio Funes pertenece al Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional que si se consolidó como un partido político y en las últimas elecciones logró acceder al poder, aunque realmente desconozco los logros de su mandato, en cambio la izquierda en Guatemala continúa desorientada y disgregada a pesar de haber intentado en las recientes elecciones consolidar un Frente Amplio, pero su poder de convocatoria es muy escaso. En fin, que a pesar que nos han gobernado partidos de derecha en toda nuestra era post conflicto armado, porque lo de democrática le queda algo grande, mayor cosa no han logrado en conseguir el bienestar de las mayorías, el hambre sigue siendo uno de nuestros peores flagelos y nuestra Guatemala es campeona en América en desnutrición infantil, ¡Que tristeza! Y ¡Que vergüenza!

Me da risa escuchar las propuestas de los dos partidos políticos que se están peleando la Presidencia actualmente, porque ambos dicen tener la receta mágica para resolver toditos nuestros problemas, y lo más divertido es que ambos se andan sacando los ojos y vendiendo su alma al diablo con tal de acceder al poder, que ridículos, con estos nuestro futuro será otros cuatro años más que nuestros niños seguirán esperando y que los que nazcan continuaran sufriendo el mismo mal.

Pero bueno, lo bonito y especial y la razón por la que escribí esto fue por recordar este gran poema hecho canción, así que aquí comparto la letra del poema de Escobar Velado, con el agregado final que declaman en la versión de Yolocamba Ita y el video donde se puede escuchar.

Te regalo una paz iluminada.
Un racimo de paz y de gorriones.
Una Holanda de mieses aromada.
Y California de melocotones.

Un Asia sin Corea ensangrentada.
Una Corea en flor, otra en botones.
Una América en frutos sazonada.
Y un mundo con azúcar de melones,

Te regalo la paz y su flor pura.
Te regalo un clavel meditabundo
para tu blanca mano de criatura.

Y en tu sueño que tiembla estremecido
hoy te dejo la paz sobre tu mundo
de niño, por la muerte sorprendido

Un Asia sin Corea ensangrentada.
Una Corea en flor, otra en botones.
Una América en frutos sazonada.
Y un mundo con azúcar de melones,

A vos que sos la semilla del hombre nuevo,
que no conoces la alegría del pan a tiempo
que te toca morir sin ser el momento.
Tu madre violada, tu padre asesinado,
y vos viviendo en los montes,
huyendo de la Guardia.
En tus ojos, la profunda mirada de Farabundo;
y en tu pecho, el rojo y el amarillo del pueblo.
En vos expresa el dolor, el sufrimiento, la represión, la miseria.
Vos nos inspiras para amar la paz
y para hacer hoy la guerra.
A vos te pertenece nuestra lucha,
para vos nuestro fuerzo,
para vos nuestra victoria.
Veo tus ojos asombrados
pero si hoy tenemos que empuñar las armas,
es para que tú puedas jugar mañana en paz.


Fuente: Catalejo

Compártelo Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Translate »