El día del niño

El Día del Niño
La niñez, la época más feliz de la vida, los niños son tiernos, dulces, alegres, ocurrentes, inocentes, que lindo que haya un día para celebrarlos, para consentirlos , un día especial en que serán agasajados como lo que son, los reyes de la casa, el día del niño. Para Guatemala esta celebración es el 1 de octubre, que en los últimos años se festeja más y evidentemente ha sido un día, como todos los festivos, que está siendo explotado comercialmente al máximo, entonces nos vemos inundados de publicidad que nos muestra niños felices y sonrientes disfrutando momentos especiales y divertidos, incitándonos a celebrarlo debidamente y a consumir todo aquello que a los niños les gusta.

Qué bonito que muchas familias puedan celebrarlo y disfrutarlo y que muchos niños lo puedan gozar, pero hoy al ver tanta publicidad me puse a pensar en todos esos niños que en mi país, no lo pueden disfrutar y son la mayoría, al vivir en la ciudad, en la capital uno se pierde un poco o quizá un mucho de la realidad de nuestro país, quizá no la queremos ver o quizá la vemos y la ignoramos pero está ahí. Pensé en ese alto porcentaje de desnutrición infantil que existe en nuestro país ¿Qué día del niño pueden celebrar ellos? Ninguno. Pensé en todos esos niños que no van a estudiar, en esos niños que desde pequeños trabajan, en todos esos niños sin salud, sin ropa, sin nada ¿Qué festividad pueden tener? Ninguna y son cientos, son miles, son millones, son la mayoría de niños de este país. Todos esos que quizá al verlos solo digamos pobrecitos o quizá esos niños de la calle en la ciudad, que nos dan pena pero mejor si no se nos acercan, porque están sucios o nos pueden hacer o pegar algo.

Qué triste es la realidad de mi país y que triste que en la niñez, esa época que para muchos ha sido la más linda y especial de nuestras vidas, para otros sea tan dura y tan difícil y que pena que para muchas generaciones venideras seguirá siendo así porque esta sociedad es indolente y egoísta y que nuestros sistemas políticos y económicos procuren solamente el bienestar para unos pocos, que sea tan excluyentes y no permitan a la gran mayoría de la población vivir una vida decorosa y digna. Sé que mis ojos no lo verán pero espero que algún día la situación cambie y que en un lejano 1 de octubre sean la mayoría de niños de este país los puedan disfrutar un día del niño y que esas sonrisas tan lindas que en este 2011 nos vende la publicidad, este dibujada en la mayoría de niños de mi país y entonces sí, con propiedad, inundar todos los espacios diciendo ¡Feliz día del niño!



Fuente: Catalejo

Compártelo Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Translate »